La familia y uno más….

Recientemente tuve el privilegio de compartir un encuentro con familiares y allegados de personas con TDHA.

Nunca podré agradecerle lo suficiente a los pacientes TDAH todo lo que me enseñan y aportan como profesional y como persona.Por mucho que leas y estudies, no hay nada como el trabajo diario con ellos, con sus avatares, con sus alegrías y  con sus frustraciones.

Sin embargo, la experiencia de reunir a los pacientes y sus familias ha sido sin duda algo treméndamente enriquecedor, porque una cosa es ver a la persona con TDAH de forma aislada y otra es ver como viven las familias el hecho de tener un TDAH en casa.

El encuentro fue una reunión abierta, sin nada preparado, porque esa era la idea, que fluyesen las preguntas y las dudas de una forma espontanea. En consonancia con ellos mismos.Si hubiéramos hecho una clase magistral sobre el TDAH, la mitad hubiesen desconectado a los 15 minutos…..

Una de las sensaciones que me transmitieron muchos familiares fue el alivio.Teniendo en cuenta que la mayoría de los pacientes tienen un reciente diagnóstico, no es de extrañar que una vez que las “piezas encajan” la familia pueda entender y poner un nombre a lo que antes podía resultar desesperante.

Tu  mujer, no te está “vacilando” cuando te deja la comida en el fuego y se va a escribir un mail urgente a su jefe  o a sacar al perro.

Y tu hijo, no es un “desastre”  ni te esta “tomando el pelo” cuando te dice que ha perdido por quinta vez las llaves de casa…

Pero una vez que ya sabemos lo que le ocurre, la preguntas que surgen son muchas: ¿cómo podemos ayudarle sin agobiarle?,¿tenemos que aguantar sus arrebatos y su impulsividad siempre?,¿hasta donde podemos exigirle ?…

Los unos mostraron sus emociones y sus limitaciones,sin justificarse pero intentando ser entendidos.Una vida entera plagada de frustraciones, y sinsabores hace mella.Nadie tiene la culpa,cada uno tiene su historia.

No se justifica la  agresividad,ni el consumo de drogas o la falta de organización.

No se justifica nada.Ahora sabemos porqué nos pasan tantas cosas que vuelven locos a los que nos rodean.Y por eso, ahora es el momento de ponerse manos a la obra y empezar a trabajar en el cambio.

A las familias les pedimos apoyo y comprensión.Paciencia infinita y cariño.Ardua tarea sin duda.Y altruista como la que más.Nos quitamos el sombrero ante todos los padres, madres, hermanos, parejas….Gracias a todos por seguir al pié del cañón.

A nuestros pacientes TDAH, les pedimos que inicien el cambio, que no vale solo con quedarse en el diagnostico.Cada uno lleva su ritmo, pero merece la pena empezar a cambiar a pesar de que cuesta un mundo acostumbrarse  a la agenda o hacer limpieza de vez en cuando……

Gracias a todos.

Anuncios